Con frecuencia se da por sentado que la llegada de una nueva tecnología con aparente mayor rendimiento trae consigo el final de tecnologías anteriores.  En el mundo de las telecomunicaciones ha ocurrido en numerosas ocasiones, pero también se han dado escenarios en los que distintas tecnologías no sólo cohabitan, sino que colaboran y se complementan.

Un caso de ejemplo es el del mundo del WiFi y el LTE, como bien señala la CNMC en su blog:

http://cnmcblog.es/2014/01/28/lte-y-wifi-amigos-para-siempre

La tecnología WiFi actúa cada vez más como refuerzo de las operadoras móviles, cuyas redes acusan el incremento de tráfico de las nuevas tecnologías, siendo además inviable el poder ofrecer dichas mejoras a la totalidad de la población.

Es en este espacio donde un servicio como AKIWIFI cobra su mayor sentido. El WiFi va a más, no a menos.

es_ES