Vila-real Wi-Fi, la primera red wifi pública y abierta en esta localidad castellonense, inicia su implantación con el primer punto de conexión piloto en la plaza Mayor y lo hace de la mano de akiwifi, firma encargada del proyecto, que pone al alcance de la ciudadanía el acceso gratuito a Internet desde el centro neurálgico del municipio.

Esta zona piloto estará activa durante un periodo de un año y no se descarta ampliar el servicio a otras áreas de la ciudad. Por el momento, desde su puesta en marcha en pruebas en la segunda semana de mayo ya se han registrado un centenar de altas de usuarios.

El punto de conexión wifi, señalizado con paneles indicativos se extiende a toda la plaza y es completamente gratuito, previo un sencillo registro inicial online necesario para cumplir con la legislación vigente. Para acceder al servicio por primera vez, hay que buscar la red ‘Vila-real Wi-Fi’ y seguir los pasos que indica la página de registro, tales como indicar una dirección de correo electrónico que servirá para validar y activar la cuenta. Después del primer registro, las sucesivas conexiones serán automáticas. En la página de registro, los usuarios encontrarán un correo electrónico para remitir sus sugerencias y el contacto del soporte técnico del servicio por parte de akiwifi.

La primera red wifi pública de Vila-real ofrece una velocidad de navegación de 256 kb por segundo, ajustada a la normativa legal del sector.  Esta velocidad se verá multiplicada por cuatro en el caso de la web municipal, que se eleva a 1 Mbps.

es_ES