El pasado 4 de Octubre la empresa tecnológica de Castellón, Grupo Akiwifi, terminó su despliegue de fibra óptica en la localidad de Cabanes.

Esta ampliación de cobertura en el pueblo castellonense permitirá que la zona céntrica del casco antiguo y sus vecinos tengan ya a su disposición la fibra óptica, ofreciendo hasta 300Mb simétricos en velocidad de conexión.

El despliegue se ha gestionado mediante varias mejoras y testeos, los cuales han dado muy buen resultado. Esto ha hecho posible que desde Akiwifi se abran contrataciones de cara al público y que habitantes de la localidad puedan contactar con la compañía para ir agendando instalaciones nuevas.

Actualmente Akiwifi ya tiene más de 100 clientes de fibra en este municipio. Se espera que con esta ampliación se puedan unir muchos más vecinos debido a las ventajas que supone actualmente una alta velocidad de conexión en los hogares y unido a los precios económicos que ofrece Akiwifi como operador local. Desde Akiwifi se sigue trabajando para realizar más despliegues en pueblos como este, para frenar su despoblación y acortar la brecha digital de las zonas más rurales.